Ya te has decidido a hacer una reforma en tu hogar. Ten en cuenta estos consejos para evitar disgustos en tu casa:

1. Haz una lista con lo que a cada habitante le gustaría reformar en el hogar.

reformas1


En un hogar vivimos varios, y cada uno querría sus propias reformas de la casa. Vamos a sentarnos a hablar de qué queremos actualizar y qué necesitamos, mas allá de cambiar sanitarios y reformar la cocina.


Tener en cuenta que la reforma de la casa contará con un presupuesto considerable y que debe tener como objetivo crear un hogar que enamore de nuevo a todos los habitantes de la casa.

2. Calcular el presupuesto disponibleCalcula bien el presupuesto de tu reforma del hogar

Lo ideal sería que el precio total quedase por debajo, pero también tendremos que dejar un margen sobre el que trabajar en caso de que por un poquito más de dinero consigamos un cambio que nos merezca la pena en el hogar. ¡Y solicita varios presupuestos antes de decidirte a reforma tu vivienda!

3. Compara presupuestos.

Prepara una lista de todo lo que quieres hacer en la reforma de tu vivienda y llévala a diferentes profesionales y empresas de reformas para que todos te presupuesten cada punto. Que te dejen bien claro lo que te van a cobrar por cada parte que harían.

4. Trabaja solo con profesionales.

Puedes fiarte de ese albañil tan cuidadoso que hizo la reforma de la casa de tu cuñado, localizar buenas críticas de profesionales en webs especializadas, o buscar a gente que tenga un buen bagaje de trabajos previos hechos. Asegúrate bien de este punto.

5. Cuida la calidad de tus materiales.

Vale que el arquitecto o el estudio de arquitectura estará atento de aconsejar lo mejor para el tipo de reforma de tu hogar, pero piensa que al final lo barato sale caro, y unos buenos materiales ayudarán a conseguir un acabado fino. Piensa en todo lo que puedes necesitar para cada elemento que quieras reformar en tu casa: tipos de suelos, griferías, electrodomésticos, muebles de cocina,… reformas3

6. No te olvides del desescombro.

Que los profesionales que te hagan la reforma de tu vivienda se encarguen también de la retirada de materiales y su transporte al vertedero autorizado. Recuerda incluirlo en tu lista de presupuesto de la reforma integral de la vivienda.

7. El contrato de obra.

Firmar un contrato de obra evitará malentendidos e imprevistos que pueden surgir durante una reforma de hogar. Aquí se establece la calidad del trabajo y materiales, y el plazo en el que deben estar terminados los trabajos. Ahorra sufrimientos innecesarios.

8. Solicitar los permisos de obra necesarios.

El arquitecto encargado de la obra puede hacerlo o asesorarte sobre las licencias que hay que pedir, y se ahorran muchos quebraderos de cabeza. Para la mayoría de las reformas, los permisos no son complicados de solicitar ni excesivos en presupuesto. Y merece la pena evitar quejas y protestas de vecinos. En nuestro estudio de arquitectura llevamos todo la licitación de obras a nuestros clientes.

9. Si algo no te gusta, ¡dilo!

Sobre todo mientras estés a tiempo. Si no te gusta cómo está quedando tal o cual zona de la reforma, habla, participa en el desarrollo de la obra, ¡es tu casa! Habla mucho con el arquitecto profesional encargado. Por muchas vueltas que le hayas dado al nuevo diseño, si no te gusta cómo está quedando es mejor abordarlo cuanto antes, cuando aún tiene solución.

10. Tómatelo con tranquilidad.

La reforma de tu hogar puede ser desesperante y agotadora. Pero si cuidas los detalles y la planificación, pronto disfrutarás de la casa de tus sueños.

Elegance of a Loft (drawing)

Descubre nuestra forma de trabajar y deja que te asesoremos con los mejores especialistas en cada área.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit